Cordero lechal de Zamora

El lechazo de Castilla y León, como reza su denominación específica, procede de las razas churra, castellana y ojalada. Su alimentación es exclusivamente a base de leche materna, estas razas autóctonas son las únicas capaces de criar cordero lechal.

El cordero lechal, como se le conoce localmente, es de color blanco nacarado o rosa pálido, olor poco intenso y sabor suave, con una carne tierna y jugosa. El peso máximo al sacrificio en matadero es de 12 kg. y una edad límite de 35 días.

Cordero lechal de Zamora

El lechazo de Castilla y León, como reza su denominación específica, procede de las razas churra, castellana y ojalada. Su alimentación es exclusivamente a base de leche materna, estas razas autóctonas son las únicas capaces de criar cordero lechal.

El cordero lechal, como se le conoce localmente, es de color blanco nacarado o rosa pálido, olor poco intenso y sabor suave, con una carne tierna y jugosa. El peso máximo al sacrificio en matadero es de 12 kg. y una edad límite de 35 días.